Colorear

Esta entrada fue publicada originalmente en febrero de 2016 en mi Patreon.

Desde pequeña, la verdad es que no me ha gustado mucho colorear. Aquellos libros con dibujos a línea que había que rellenar con colores, para mi eran un aburrimiento. ¿Para qué colorear un dibujo que ya había hecho otra persona? A mi lo que me gustaba era dibujarlo yo.

No obstante, con el paso del tiempo, cuando ya fui experimentando con la creación de personajes, cuando las ilustraciones tenían relación con mis historias y el coloreado se convirtió en algo más que sólo “dar color”, descubrí nuevas formas de hacerlo, con muchas técnicas diferentes que he ido probando, tanto tradicionales como digitales, y ahora puedo decir que disfruto muchísimo. La diferencia está precisamente en a qué le estoy dando vida con esos colores.

Mis técnicas favoritas son los lápices de colores, los rotuladores y los programas digitales como Clip Studio Paint o Illuststudio.

Este dibujo está hecho originalmente sobre papel con lápiz y tinta, y posteriormente coloreado en Photoshop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *